Curasemilla biológico para trigo

A través del primer curasemilla para trigo de origen  biológico se puede alcanzar un mayor control de enfermedades  con menor impacto ambiental. Esta biotecnología ha demostrado ser  una alternativa muy eficiente a los productos químicos para el control de hongos fitopatógenos que habitan el suelo y las semillas.

  • Su formulación es totalmente biológica en base a la cepa Trichoderma harzianum 2 (Th2), seleccionada por ser la más efectiva para combatir el desarrollo de las enfermedades más importantes en los cereales de invierno  como Fusarium graminearum, Bipolaris sorokiniana y Drechslera tritici repentis.
  • Es un producto cien por ciento líquido que se aplica directamente en la semilla y resulta compatible con otros productos, incluso de origen sintético.
  • Su modo de acción está bien comprobado a campo: no solo protege contra las enfermedades sino que también favorece el fortalecimiento de las plántulas durante todo el período de germinación y emergencia.