DCIM100MEDIADJI_0011.JPG

Rizobacter invirtió 2 millones de dólares para adaptar su logística al crecimiento proyectado para los próximos años

Atentos a la demanda de mercados internacionales, la empresa triplicó la capacidad de almacenaje y optimizó la inteligencia en el despacho de productos. El proyecto también contempló la reducción del uso de energía y una red anti incendios.

Rizobacter invirtió dos millones de dólares en la  mejora de su sistema de logística y en la seguridad operativa, en el marco del plan estratégico trazado por la compañía para  dar respuesta al  crecimiento proyectado para el 2020/22, producto de su inserción en los mercados internacionales y en  el desarrollo de la demanda local.

La mejora del sistema de logística triplica la capacidad de almacenamiento de la empresa, que pasó de tener 4 mil posiciones disponibles a 11.800. “Esto fue posible debido a que se diseñó un sistema de racks que permitió optimizar la capacidad aérea del depósito, que ocupa   8.700 metros  cuadrado, en un predio ubicado en el Parque Industrial de Pergamino, a pocos metros de la planta de producción de Rizobacter”, explica Cecilia Petit, directora ejecutiva de operaciones de la empresa.

También se sumó un sistema para un manejo más inteligente del depósito, asociado al sistema de gestión SAP que utiliza Rizobacter, para organizar con más eficiencia y sin demoras el despacho de los productos, teniendo en cuenta fecha de vencimiento y número de lote.

Esta mejora no solo aplica para todos los productos que se elaboran en la planta central de Rizobacter. También  mejora la logística de Synertech Industrias, la planta de producción de fertilizantes granulados, producto del joint venture entre la empresa argentina y la compañía francesa De Sangosse, que está expandiendo su producción para abastecer de este insumo al mercado Latinoamericano.

El proyecto, que demandó casi un año de ejecución y que se encuentra en la etapa de implementación, contempla además la adopción de luminarias LED para reducir el consumo de energía y contribuir a la disminución de la Huella de Carbono, un compromiso que asumió la empresa y que está profundizando en todas sus áreas de producción.

También se instaló una sofisticada red antiincendios, que demandó la inversión de 500 mil dólares, y se diseñaron instalaciones anexas para los operarios que, al igual que el depósito cuentan con todas las medidas de seguridad  y las reglamentaciones medioambientales que exige la normativa de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), entidad que se encargará de certificar las mejoras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *